Cartografía de una cartografía

foto2¿De qué se trata esto? Tal vez de experimentar un poco, de meterse en terrenos desconocidos, en lugares poco instruidos de mi cabeza, de poner a jugar las afectaciones, las percepciones, las imágenes-movimiento y las imágenes-memoria, y traer todo a un presente pasado, el presente antiguo de una defensa de tesis en una facultad de Río de Janeiro, ciudad maravillosa, nueva y también desconocida. Defensa de una “conocida”… así les llamamos en Uruguay a personas las cuales sabemos el nombre pero desconocemos todo lo demás, o sea, personas casi totalmente desconocidas… es casi fenomenológico el uso de “conocido”, eso que aparece ahí… o podríamos decir platónico, porque desconoce el estatuto de desconocido, toda relación con otra persona se se mide en grados de “conocimiento de persona”: conocido, compañero, amigo, gran amigo, mejor amigo, “como un hermano”.

Sea como sea, ahi estaba yo, en una defensa de una tesis que había leído por la mitad, una tesis cartográfica (otra novedad). La puerta cerrada y yo sin conocer los procedimientos, y la sensación que todo es diferente en otro país, y la sensación que todo lo diferente es peligroso, sensación absurda pero efectiva, porque realmente no abría esa puerta cerrada de la sala 2 porque… y si ya había empezado? Y si la mesa era ese gran monstruo con columna vertebral de sillas que escupe fuego sobre la guerrera que vino a destruirlo con nuevos conocimientos y usa su tesis encuadernada de 200 paginas como escudo contra los ataques del dragón del saber que se siente amenazado en su constitución letrada? Y la puerta se abrió. Y obvio. No había dragones escupiendo fuego. Sala grande, algunas personas que poco a poco se fueron volviendo muchas, el hemérito tribunal sirviendose café, agua, charlando. Laura moviéndose con pasos calculados, nerviosa, preparando un video con toda la tecnología disponible: notebooks, macbooks, televisores, pcs, dvds, parlantes y toda la confianza puesta en un plan… un plan, que como todo plan, no funcionó… y ahi me pregunto, cuándo vamos a aprender que los planes no funcionan? Y ahi es donde empiezo a pensar en cosas extrañas, lo del dragón no era extraño, era una fantasía, en las fantasías no hay cosas extrañas… sin embargo, cuando la cabeza empieza a armar un mundo nuevo, cuando las asociaciones empiezan a realizarse bajo otras lógicas y otros sentidos al esperado, cuando un pensamiento se vuelve delirio, es cuando el cuerpo empieza a producir algo nuevo, algo loco, que no está en los libros y corre el riesgo incluso de desafiar teorías largas, densas, de mucho trabajo, con mucha elaboración…

El plan no funcionó, había un video para pasar donde se podía observar el trabajo realizado por Laura durante su investigación, puedo suponer que a partir de ese video Laura disparaba su disertación, pero no funcionó, problemas de sonido… entonces que sucede? Momento de confusión, de nerviosismo, de espera, de retener el aliento, incluso el tribunal, incluso la tutora intenta aflojar la tensión, pero también retiene el aliento… el lugar de la tutora es interesante, es como una cuerda tensa, tensa entre la exterioridad y la interioridad de la defensa, entre el control de ese espacio y la afectación total por lo que allí acontece, y capaz que ahi está la clave, quizás ella tenga la clave, quizás ella sienta más que nadie la tensión que se produce entre el control y la afectación… y que ambos estan a los extremos de una misma cuerda, y que me afecto, porque de eso se trata, de creer en lo que decimos, de vivir lo que decimos, de sentir lo que decimos y decimos que la unica manera es afectarse y eso no tiene nada que ver con el control y un plan es un plan de control… y cuando los planes no funcionan, que sucede? Todo!! La afectación se lleva la cuerda. Atomos que vibran en frecuencias diferenciales, heterogeneidades ocupando un espacio-tiempo que nunca es el mismo para todos quienes lo ocupan, la ilusión de convivencia, en un lugar de vivencias multiples, las cosas que se escapan, la gente que sale, la gente que entra, el video que no funciona, el tribunal que espera, el olor a café, y el miedo, el miedo a lo diferente, a lo desconocido, a lo que se descontroló, algo que nos resulta peligroso… y ahí hay una conexión, lo dice la tesis, “lo desconocido, lo peligroso”, la ceguera es un enfrentamiento a lo desconocido, y lo desconocido es peligroso para los ciegos… y fue larga la discusión sobre eso en la defensa, hay un peligroso real? Cómo estamos entendiendo la ceguera? Se que hay un discurso correcto, “la ceguera no es una cualidad negativa” “la ceguera no se define por la no-visión”, bien, es correcto… pero basta? En la medida en que percibamos una vulnerabilidad mayor de una persona frente a lo desconocido, entonces no dejamos de definir una cualidad por lo negativo, ese es el problema que tengo, no solo con la definición de ceguera, sino con todas las nuevas acepciones de viejas concepciones. Porque a la vista está que la vulnerabilidad podrá medirse objetivamente a través de un formulario, pero la sensación de vulnerabilidad no depende para nada de esa medida, y así viene la sensación de peligroso de un espacio donde absolutamente todos estábamos afectados en gran medida por lo que allí sucedía y donde la no visualización de un video era un enfrentamiento a lo desconocido… excepto para una señora ciega que tenía sentada al lado mío y para la que seguramente no era gran cosa perderse un video. Y si no se escuchaba, seguramente no fuera un enfrentamiento a lo desconocido para un sordo.

Nos hacemos planes, así funcionamos, así nos movemos, yo estoy acá hasta agosto. Es más, vine con un plan: llego, voy aca, voy allá, saco este papel, vivo en este lugar, conozco las playas, subo al pan de azucar, estudio, vuelvo… Y todo, todo, todo ese plan no funcionó, nada de ese plan funcionó, todo se me hizo desconocido, todo se me hizo peligroso y el idioma fue volviéndose un enemigo, no por si mismo, sino por la situación… yo tenía previsto el desconocimiento del portugués, y su progresivo aprendizaje, pero enmarcado en un plan eso no era un problema… ahora no había plan, ahora el idioma es un desconocido peligroso… entonces, cómo entiendo la diferencia idiomática? Falta de portugués? No, claro, por lo negativo no, es una modalidad comunicacional diferente… pero basta eso? En la medida que me crea vulnerable por esa condición, la negatividad subsiste.

Pero estamos formados por esa negatividad, el pensamiento platónico es carne en nosotros, en lo huesos y los músculos, y un ciego por más que comprenda las diferencias perceptivas el cuerpo le recuerda que sabe que lo desconocido es peligroso, lo “sabe”, es una actualización inmanente de un saber virtual (ja, casi meto trascendente, es que mis dedos también saben de Platón). Y entonces, uno está ahí, Laura está ahí, sentada, y casi casi se puede percibir como las neuronas vibran en su cabeza y el cuerpo tenso, se ven los músculos y yo mantengo la respiración… y el cuerpo le pide respirar, las neuronas a su manera, tambien los músculos, también los ojos, también el cuello… es un respirar necesario para poder fluir en lo desconocido, porque parece que ahora se está comprendiendo, algo de alguna manera está comprendiendo que cuando no hay plan, no hay nada que se pueda pensar y todo se puede hacer, pero hay que dejar que el control ya no tenga el control y eso no es un golpe, es un pasaje de un algo a otro algo, es un momento de respiración, de destensión, de afloje… sí es un golpe eso que me dice que así ya no, pero la comprensión es otra cosa, la comprensión es movimiento y el movimiento es imágen, y la imágen es la de la respiración, la del ciclo de expansión, compresión, la del retorno hacia algo nuevo… y la necesidad de decirlo, de expresarlo de alguna forma, aunque sea en palabras, para que todos podamos también respirar, para que dejemos correr ese ciclo, para que abandonemos la contención respiratoria y la dejemos fluir, porque de aqui en adelante así funcionará todo. Flujos intensivos que recorreran todo el espacio, y lagrimas, risas y sonrisas, y aportes y halagos y dudas y nuevos pensamientos y una “defensa de tesis” donde la defensa fue disolviéndose en un plano de composición amoroso, donde la guerra ya no era necesaria.

Y el dragón solo quedaba en mi imaginación y en un intento de intelectualización de  alguien sobre algo que estaba sucediendo y que no componía en ese momento con intelectualizaciones… quizás memoria muscular de guerras pasadas o amenazas futuras.


También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Laura dice:

    Javier, “como una hermana” agradeço o belo relato cartográfico. Muito interessante esta observação de deixarmos cair os planos ou pelo menos que eles sejam concretamente operados com respiração e uma presença na relação com os músculos, o colo, a postura, a atmosfera e as pessoas presentes.

    Mui bueno, envio o link do video (mas por favor, não é para estragar prazeres):

    https://vimeo.com/60566542

    Um grande abraço, con corazón,

  2. andrés dice:

    Genial Javi, bellísimo relato!

  3. Pero al final: (1) funcionó el video y (2) aprobó?

    • Javier Rey dice:

      jeje, (1) el video nunca funcionó pero su despliegue fue un placer (2) aprobó con menciones muy muy buenas al trabajo. Realmente es de una narrativa preciosa, ahora lo tengo en proceso de lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *